Sobre quienes manejan el papel dinero al cual le dan el valor que la ignorancia de los pueblos permite.

Lo mejor que le podría pasar a la sociedad es la quiebra de Goldman Sachs. 

Los empleados, precisamente, son otra de las bestias negras de Taleb. En uno de sus aforismos, asegura que las tres sustancias más adictivas del mundo son la heroina, los carbohidratos y una nómina mensual como empleado. Aunque, en este caso, asegura que sus puñaladas verbales son «por su propio bien».

 

Mover dinero de un país a otro, es una pesadilla,  y es la peor pesadilla si estamos en este pequeño pedazo de planeta llamado Ecuador, en el cual la delincuencia que gobierna desde hace mucho tiene bloqueado el minar y transar en criptomonedas haciendo con ello un pedestal de honor a la estupidez y a la mediocridad. Mover dólares o euros cuesta y mucho, ganan dinero quienes no hacen nada, sino tan solo llenar de miedo a las mentes débiles, con la consabida frase “el sistema bancario no puede quebrar”.

La salida al variable valor del dinero, que ya no tiene resplados en oro, ni en la producción de un país, sino solamente en el poder de hacer guerras y masacrar humanos invadiendo países, es hacer uso libre de la cadena de bloques, usando criptomonedas cuyo valor se basa en la confianza de quienes la usan es decir la gente verdadera. Nakamoto lo ha hecho bien!

La lista de aforismos, bastante Nietzchianos, por parte de Nassim Taleb, en su entrevista con ElMundo, su Cisne Negro es cada véz más fácil de ver y de sufrir.

Continue reading