1

No erosionan mis carnes estas playas,
no me saben salobres, menos, densas.
Tristes tal vez desde el recuerdo.
Guiada por la mano de ese dios desconocido
(Y por demás poco interesante)
Asisto a la filigrana de esas playas ausentes…

Briznas de aire,
¿infancia?
Nada importa,
todo corre de mí,
como un Atlas vencido.
El recuerdo sostiene un celuloide cruel,
los ruidos de otras playas.

Continue reading