En un lugar muy cercano vivía un niño sin nombre, su mejor amigo era un perro que se llamaba Perro, así Niño y Perro pasaban los días, caminaban por el bosque, nadaban en el río, hacían sanduches de pan con dulce para la merienda y en el desayuno les gustaba la leche con melón.

Niño y Perro trabajaban en el Circo de la Calle, les encantaba esto de hacer circo, mientras Niño se ponía de cabeza Perro brincaba en dos patas, la gente que por ahí pasaba les daba a cambio unas monedas y a veces un almuerzo completo.

Continue reading